Bienvenidos

Estas reflexiones salen de más que 40 años de ministerio como sacerdote católico. Pasé la mayoría de estos años en la Diócesis de Charlotte que está situada en Carolina del Norte occidental de los Estados Unidos. Ahora, estoy jubilado, y vivo en Medellín, Colombia, y sigo sirviendo como sacerdote en la Arquidiócesis de Medellín.

Miércoles, 03 Marzo 2021 00:00

MIÉRCOLES, SEMANA II, LA CUARESMA

“El que quiera ser grande entre ustedes, que sea el que los sirva, y el que quiera ser primero, que sea su esclavo; así como el Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar la vida por la redención de todos”. (Mt 20:17-28)

Fue el 3 de marzo, hace exactamente 1700 años hoy cuando el emperador Constantino decretó que el “venerable día del sol”, el dies solis, debía ser un día libre, es decir, un día festivo sin labores). Los cristianos, por supuesto, habían marcado el domingo mucho antes del año 321 d.C., como el día de la resurrección de Cristo. Sin embargo, lo habían marcado así mientras el día era un día laborable. Constantino cambió eso, y el domingo ahora se reconoció no solo como un día santo específicamente cristiano, sino también como un día de descanso público.

 

Visto 14 veces Modificado por última vez en Miércoles, 03 Marzo 2021 05:52