Bienvenidos

Estas reflexiones salen de más que 40 años de ministerio como sacerdote católico. Pasé la mayoría de estos años en la Diócesis de Charlotte que está situada en Carolina del Norte occidental de los Estados Unidos. Ahora, estoy jubilado, y vivo en Medellín, Colombia, y sigo sirviendo como sacerdote en la Arquidiócesis de Medellín.

Moisés pastoreaba el rebaño de su suegro, Jetró, sacerdote de Madián. En cierta ocasión llevó el rebaño más allá del desierto, hasta el Horeb, el monte de Dios, y el Señor se le apareció en una llama que salía de un zarzal. “Yo soy el Dios de tus padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob”.
Entonces Moisés se tapó la cara, porque tuvo miedo de mirar a Dios. Pero el Señor le dijo: “El clamor de los hijos de Israel ha llegado hasta mí y he visto cómo los oprimen los egipcios. Ahora, ve a ver al faraón, porque yo te envío para que saques de Egipto a mi pueblo, a los hijos de Israel”. (Exod0 3:1-6,9-12)

Desde cuidar el rebaño hasta pastorear a los hijos de Israel, esa es la historia de Moisés, ¡y qué historia! Nuestro Dios que escucha el clamor de los pobres y los rescata.

Martes, 13 Julio 2021 00:00

Martes, Semana XV, Tiempo Ordinario

Bajó la hija del faraón a bañarse en el río, y mientras sus doncellas se paseaban por la orilla, vio la canastilla entre los juncos y envió a una criada para que se la trajera. La abrió y encontró en ella un niño que lloraba. Se compadeció de él y exclamó: “Es un niño hebreo”. El niño creció y (la madre) se lo llevó entonces a la hija del faraón, que lo adoptó como hijo y lo llamó Moisés, que significa: “De las aguas lo he sacado”. (Exodo 2:1-15)

La historia de Moisés en la espadaña es el comienzo de la gran historia de salvación y liberación. Y como todas esas historias, el comienzo puede ser muy simple pero universal, una madre que intenta proteger a su hijo, que trata de darle a su hijo un mañana mejor.

Lunes, 12 Julio 2021 00:00

Lunes, Semana XV, Tiempo Ordinario

El que recibe a un profeta por ser profeta, recibirá recompensa de profeta; el que recibe a un justo por ser justo, recibirá recompensa de justo. (Mt 10:34-11:1)

Uno de mis directores espirituales favoritos fue el padre Joe McCloskey, S.J. (1932-2016). Él siempre enseñó el atajo a la santidad: al reconocer los dones de los demás, ¡podemos reclamar su recompensa! En un mundo en el que necesitamos todos los atajos que podamos conseguir, ¡no es una mala forma de vivir!

Domingo, 11 Julio 2021 00:00

XV DOMINGO ORDINARIO

Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo,
que nos ha bendecido en él
con toda clase de bienes espirituales y celestiales.
Él nos eligió en Cristo, antes de crear el mundo,
para que fuéramos santos
e irreprochables a sus ojos, por el amor. (Efe 1:3-14)

Elegido y bendecido por el amor. . . eso es lo que somos. Quizás eso es lo que se quiere decir con "bendición original". A veces olvidamos que antes de que hubiera una historia de pecado en el mundo, había una historia de gracia. Y la gracia de Dios que nos elige y nos bendice nos eleva en un amor que nunca se acaba.

Sábado, 10 Julio 2021 00:00

Sábado, Semana XIV, Tiempo Ordinario

¿No es verdad que se venden dos pajarillos por una moneda? Sin embargo, ni uno solo de ellos cae por tierra si no lo permite el Padre. En cuanto a ustedes, hasta los cabellos de su cabeza están contados. Por lo tanto, no tengan miedo, porque ustedes valen mucho más que todos los pájaros del mundo. (Mt 10:24-33)

Como dice la vieja canción, "Su ojo está en el gorrión, y sé que cuida de mí".

Vídeo relacionado

Viernes, 09 Julio 2021 00:00

Viernes, Semana XIV, Tiempo Ordinario

Jacob mandó a Judá por delante para que le avisara a José y le preparara un sitio en la región de Gosén. Cuando ya estaban por llegar, José enganchó su carroza y se fue a Gosén para recibir a su padre. Apenas lo vio, corrió a su encuentro y, abrazándolo largamente, se puso a llorar. Jacob le dijo a José: “Ya puedo morir tranquilo, pues te he vuelto a ver y vives todavía”.
(Gén 46:1-7, 28-30)

Una reunión largamente esperada entre un padre y un hijo, más de 10 años en algunos casos, bueno, ¡no hay nada mejor que eso!

Jueves, 08 Julio 2021 00:00

Jueves, Semana XIV, Tiempo Ordinario

José les dijo: “Acérquense”. Se acercaron y él continuó: “Yo soy su hermano José, a quien ustedes vendieron a los egipcios. Pero no se asusten ni se aflijan por haberme vendido, pues Dios me mandó a Egipto antes que a ustedes para salvarles la vida”. (Gén 44:18-21, 23b-29; 45:1-5)

La historia del Patriarca José continúa hoy con la gran revelación. . . "Yo soy su hermano José". ¡Guau! Dios siempre nos tiene sorpresas, porque Dios siempre tiene un plan.

Martes, 06 Julio 2021 00:00

Martes, Semana XIV, Tiempo Ordinario

El hombre le dijo: “Suéltame, pues ya está amaneciendo”. Jacob le respondió: “No te soltaré hasta que me bendigas”. (Gén 23:23-33)

Al ver a las multitudes, se compadecía de ellas, porque estaban extenuadas y desamparadas, como ovejas sin pastor. (Mt 9:32-38)

A veces, cuando hemos luchado y perseverado, no debemos soltar al ángel hasta que hayamos pedido una bendición. Y el Señor nos dará  una bendición, porque él es el Buen Pastor y siempre tenemos un lugar en su corazón.

Lunes, 05 Julio 2021 00:00

Lunes, Semana XIV, Tiempo Ordinario

Y a aquella ciudad le puso por nombre Betel,
Jacob hizo una promesa, diciendo: “Esta piedra que he colocado como memorial, será casa de Dios”. (Gén 28:10-22)

Betel significa "casa de Dios". Los miembros de la familia de mi abuela están enterrados en el cementerio Bethel en la comunidad Mount Olivet del condado de Leavenworth, Kansas. La foto de hoy es de mi abuela y su hermano visitando sus tumbas en el cementerio de Bethel, “la casa de Dios”.

Y estaba extrañado de la incredulidad de aquella gente.
(Mc 6:1-6)

Como estadounidenses, nos recuerdan nuestros documentos fundacionales que estamos llamados a formar “una unión más perfecta” (Constitución de los EE. UU., Preámbulo). Lo que siempre nos ha impedido realizar nuestra unión más perfecta ha sido la falta de fe en los principios enunciados en la Declaración de Independencia, cuya firma conmemoramos el 4 de julio: “que todos los hombres son creados iguales, que son dotados por su Creador con ciertos Derechos inalienables, que entre estos están la Vida, la Libertad y la búsqueda de la Felicidad ”. Recuerdo la famosa intervención de Barbara Jordan en las audiencias de Watergate:

'Hoy temprano, escuchamos el comienzo del Preámbulo de la Constitución de los Estados Unidos: "Nosotros, el pueblo". Es un comienzo muy elocuente. Pero cuando ese documento se completó el 17 de septiembre de 1787, yo no estaba incluido en ese "Nosotros, el pueblo". De alguna manera sentí durante muchos años que George Washington y Alexander Hamilton me dejaron fuera por error. Pero a través del proceso de enmienda, interpretación y decisión judicial, finalmente me incluyeron en "Nosotros, el pueblo".'

Quizás, debemos recordar que el trabajo de formar “una unión más perfecta” nunca termina por completo. Igual para nosotros los católicos que queremos construir una comunidad cristiana . . . nunca llegamos del todo, pero seguimos esforzándonos por construir un mundo más justo, donde todos puedan encontrar un lugar en la mesa de la familia humana y conocer su dignidad como hijos e hijas de Dios.

Vídeo relacionado

Página 3 de 53